Teléfono y WhatsApp: 634 60 83 59

INVENTOS ESPAÑOLES

Compartir en:

Siempre que hablamos de inventores españoles, recordamos a Enric Bernat, inventor del famoso Chupa-Chups o a Manuel Jalón por la fregona. Pero hay muchos productos que usamos a diario y desconocemos que sus inventores o creadores, fueron españoles. Hoy, haremos un repaso de alguno de esos artículos.

Seguramente si te pregunto quién inventó el submarino, podrías decir que los chinos, alemanes, rusos o norteamericanos; pero estarías muy errado; ya que en 1888, el ingeniero murciano Isaac Peral, revolucionó la navegación marítima con el primer buque sumergible impulsado por energía eléctrica. Todo un avance para la época.

submarino isaac peral invento espanol

 

El cóctel Molotov se inventó en España como arma antitanque improvisada durante la Guerra Civil Española en 1936. Su nombre, no lo puso ningún ruso, tiene su origen en la Guerra de Invierno. En aquella época Viacheslav Mijáilovich Skryabin (más conocido por Molotov, comisario del Pueblo para los Asuntos Exteriores de la Unión Soviética), comunicó por radio a la población finlandesa durante la guerra, que la Fuerza Aérea del Ejército Rojo no estaba bombardeando sino enviando alimentos. Sarcásticamente, los finlandeses empezaron a llamar a las bombas de racimo soviéticas “canastas de pan Mólotov”. El ejército finlandés declaró que si Mólotov ponía la comida, ellos pondrían los cócteles. Aún así, los primeros en utilizarlo, fueron los españoles. En concreto, las tropas franquistas contra los tanques soviéticos proporcionados a los republicanos por la Unión Soviética. Pero si seguimos buscando, encontraremos otra bomba incendiaria de las mismas características utilizada en Motril (Granada), en 1831: el cóctel Domínguez o cóctel Josef.

coctel molotov invento espanol

 

Entre los cientos de aportaciones españolas al mundo de la gastronomía, hay una que suele pasar desapercibida. Se trata nada menos que del chocolate caliente o chocolate a la taza. La popular bebida dulce y espesa a base de cacao no es un invento belga, suizo, o estadounidense, más bien español. Es cierto que los mayas bebían chocolate (ya que el cacao era símbolo de vida y fertilidad), pero se trataba de un brebaje amargo y picante cuyo sabor no agradó inicialmente a los conquistadores españoles, que pronto se vieron motivados a endulzarlo con azúcar traído desde la península ibérica, además de prepararlo caliente. Se cree que el primer chocolate a la taza se cocinó en el Monasterio de Piedra de Zaragoza. No tardó en hacerse popular en la corte y en el resto del país.

invento chocolate caliente

 

A los estadounidenses les gusta pensar que el primer Aerial Tramway o teleférico del mundo es el que construyeron sobre las cataratas del Niágara en 1913, pero lo cierto es que ya existía otro antes en San Sebastián. Se inventó en 1887 y se construyó en 1907. Permitía a la aristocracia donostiarra subir sin esfuerzo al monte Ulía. Ambos son obra de la misma persona: el inventor, ingeniero y matemático cántabro Leonardo Torres Quevedo (1852-1936). En la foto de arriba, se observa el teleférico de las cataratas del Niágara, aún en funcionamiento y abajo, el de San Sebastián.

teleferico cataratas niagara    teleferico san sebastian monte ulia

 

El gallego Alejandro Campos Ramírez, más conocido como Alejandro Finisterre, inventó en 1880-1890, el ya conocidísimo futbolín o metegol (en Sudamérica). Francisco Javier Altuna, un amigo suyo carpintero fabricó el primer prototipo, uniendo un palo a través de jugadores con las piernas unidas; pero no logró comercializarlo. Aunque la invención se patentó en 1937, Finisterre tuvo que exiliarse a Francia a causa del triunfo franquista en la guerra, perdiendo los papeles de la Patente en una tormenta,​ por lo que no hay forma de saber cómo era este diseño original ni su forma o medidas. Después de exiliarse en América del Sur, introdujo algunos cambios como las barras de acero, haciéndose muy popular. El juego se expandió rápidamente por la Península Ibérica. Tanto es así, que en la década de los 60, cuando Alejandro volvió a España, el juego se había extendido ampliamente.

Alejandro Finisterre futbolin

 

En 1949, Ángela Ruiz Robles, patenta el primer eBook. Ella lo llamó Enciclopedia Mecánica; es un dispositivo que pretendía renovar los obsoletos métodos pedagógicos de la época (basados principalmente en la memoria), para que los alumnos pudieran aprender de una manera más activa, individualizada, lógica y porqué no, más divertida. En él se incluían todas las asignaturas y materias. Se abría como un libro tradicional, en la parte izquierda se colocaron abecedarios automáticos que permitían formar palabras o frases. En la parte derecha, las asignaturas presentadas en bobinas intercambiables e independientes. Pequeño, construido con materiales ligeros y un maletín que permitía al alumno llevarlo a la escuela junto con las bobinas necesarias para las asignaturas de todo el día. Incluía también luz, tintas luminiscentes y cristal de aumento para leer las materias. Interactiva, accesible, práctica y lógica. La Enciclopedia Mecánica podía ayudar hasta a los niños más rezagados. Ángela, incansable en su empeño, mantuvo el pago de esta Patente hasta 1961.

angela ruiz robles ebook espanol

 

El murciano Juan de la Cierva, en 1920, fabricó y luego patentó en Madrid su primer autogiro. Vuela como los aviones, pero su ala es un rotor que gira por la acción del viento relativo que lo atraviesa de abajo hacia arriba. Se puede considerar un híbrido entre el aeroplano y el helicóptero. Al igual que el aeroplano, su propulsión se realiza mediante una hélice, pero, además de alas, tiene un rotor como el helicóptero. Este rotor no está conectado al motor de la aeronave, por lo que gira libremente (autogira) impulsado por el aire, generando así la fuerza de sustentación. El autogiro puede conseguir velocidades de vuelo muy lentas, aunque no cuenta con la posibilidad de detenerse en el aire. Pese a todo esto, era un aparato muy seguro.

juan de la cierva autogiro

patente juan de la cierva autogiro

 

 

Por lo tanto, no te des por vencido ni te rindas. Si ellos lo consiguieron, tú también puedes hacerlo! Si tienes una idea, y la has patentado; nosotros te ayudamos a difundirla por mucho menos de lo que piensas; fabricamos prototipos funcionales a bajo coste para que lo puedas presentar en ferias y concursos; y contamos con un grupo inversor que verá, estudiará y valorará tu propuesta. Y lo más importante, no cobramos comisiones por proporcionarte ninguna información adicional. Anímate y prueba nuestro servicio único en España.

sube tu invento promocionar invento

 

 

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.