Teléfono y WhatsApp: 634 60 83 59

Raul1000




 Raúl Hernández Moral
 
(+34) 640 38 12 15


Florista de profesión, siempre he tenido como hobbie la electrónica, que califico como “mi pasión oculta ”: la electrónica es una afición que tengo desde pequeño, pero como no me formé en ella, finalmente comencé a estudiar por mi cuenta y a leer libros de forma autodidacta.

 
Tras 4 años de desarrollo, he finalizado un sistema por el cual, el color de las llantas del vehículo permitirá señalizar, en todo momento, la velocidad a la que conduces.
 
Un nuevo invento acaba de ver la luz de la mano del barcelonés Raúl Hernández. Se trata de un sistema que funciona a través de un dispositivo eléctrico compuesto por led´s RGBW que “tiñen” al neumático y la llanta de un color u otro en función de la velocidad a la que este esté circulando. “Un dispositivo adaptativo para mejorar la visibilidad del vehículo en circulación y aumentar la seguridad de sus ocupantes, y la seguridad vial en general”.
 
Una lectura que le permitió, tal y como nos cuenta, ver que había un hueco para su idea en el sector de la automoción y, en cuanto salieron al mercado los led´s con colores primarios (RGBW), se puso manos a la obra: “este dispositivo se compone, esencialmente, por un imán y una bobina acoplados al eje de la rueda de manera que se mueven de modo relativo, es decir, que al menos uno de ellos gira con ella alrededor del otro determinando la generación de un campo de corriente de inducción electromagnética que alimenta los led´s conectados a la bobina”.
 
Su inventor nos cuenta que este sistema, que él mismo tilda de “chivato” de la velocidad del vehículo”, no requiere de pilas u otros medios de alimentación eléctrica, con la particularidad, de que la intensidad de esta corriente depende de la velocidad de giro de la rueda. Cada led (rojo, verde, azul y blanco) se encienden con una determinada intensidad de corriente y voltaje . De modo que, en función de la velocidad del vehículo se producirá más electricidad o menos y la rueda se iluminará con un color u otro de toda la gama del espectro visible.
 
Según Hernández, el que llegue a comercializarse podría ser un claro estímulo de “seguridad pasiva”, ya que el resto de conductores también podrían conocer la velocidad a la que van el resto, y por supuesto un aliciente para la mejora de la seguridad vial. El sistema, que estaría activo las 24 horas del día, sirve para vehículos de todo tipo vehículos como coches, camiones, motos, autocaravanas e, incluso, bicicletas patinetes. El sistema es perfecto para regular los vehículos VMP.
 
Una buena noticia para la DGT, la policía y la guardia civil que si llegara a comercializarse podría ayudarles en su tarea de controlar que los vehículos no sobrepasen los límites legales de velocidad. Por su parte, la Asociación Española de Profesionales de la Automoción (Asepa) afirma que “este tipo de iniciativas son siempre bienvenidas y, desde el sector, hay que potenciarlas y difundirlas”.